El terrible pasado de Hugo López-Gatell

El fracaso en el pasado de Hugo López-Gatell en la epidemia del H1N1

Recientemente Hugo López-Gatell, el subsecretario de salud de Méxixo declaró que durante la epidemia de H1N1, Felipe Calderón quería comprar pruebas rápidas inutiles, a consideración de López-Gatell.

Compra Gel antibacterial de forma segura en la Tienda Amazon

Las pruebas rapidas fue lo que solucionó la epidemia hace 9 años. Ésto fue lo que López-Gatell declaró: Que hoy no haya corrupción hace una diferencia inmensa. Está documentado que en 2009 hubo presión política para que se compraran pruebas rápidas. Tuvimos la misma discusión que ahora: se hablaba de marcas, supuestas aprobaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), que la OMS las recomendaba, pero era falso. Ni la Ssa ni el Indre las recomendaban

Hoy, ante el fracaso del control de la epidemia de coronavirus o Covid-19 en México por Hugo López-Gatell, mucha gente entiende porque Felipe Calderón lo corrió de aquella crisis.

Hace 11 años explotó en México la gripe A(H1N1) cuando Hugo López-Gatell era director general adjunto de Epidemiología en la Secretaría de Salud. Y por la manera en como gestionó aquella crisis fue despedido por el entonces presidente Felipe Calderón, quien lo consideró ineficaz porque defendió lo mismo que plantea para el coronavirus: no hace falta hacer tantas pruebas y es exagerado ordenar el cierre del país.

Ese rompimiento con Calderón y su equipo es quizá lo que hoy lo tiene encumbrado. Calderón y AMLO son los más notables antagonistas de la actualidad política mexicana: detestan mutuamente todo lo que huela al otro desde que compitieron en la cerradísima elección presidencial de 2006, en la que el actual presidente denunció fraude. Para acercarse a AMLO no hay mejor carta de presentación que ser enemigo de Calderón, y López-Gatell tiene esas credenciales.

Según el recuento de cuatro exservidores públicos que estuvieron en el “cuarto de guerra” para combatir la influenza hace 10 años —sólo uno de ellos sigue en la política—, López-Gatell y Hernández fallaron en las dos tareas que les encomendaron, a juicio del entonces presidente Felipe Calderón y su equipo cercano.

En el brote de A(H1N1), Calderón y su gabinete, que normalmente vestían de traje completo y corbata, aparecían sin corbata en sus actos públicos. Argumentaban que la corbata, por estar tan cerca de la boca y no lavarse tan frecuentemente, era la prenda de vestir más transmisora del virus. 11 años después el gabinete de AMLO, buscando romper con el modelo tradicional del político elegante alejado del pueblo, casi siempre viste de saco y sin corbata… excepto López-Gatell, el subsecretario que en medio de la pandemia siempre lleva la corbata puesta.